ALFAJORES DE ALGARROBO, EL LADO DULCE DEL DESAFÍO DUNAS DE ÑACUÑAN

Santa Rosa 24/08/2022 Por Redacción
Durante el fin de semana se corrió en Ñacuñán la segunda edición del trail running que convocó a cientos de personas y además tuvo un agregado particular, con sabor a algarrobo.
WhatsApp-Image-2022-08-22-at-14.15.18-scaled

720 x 320  gif

El Desafío Dunas de Ñacuñán 2022 se llevó a cabo el pasado domingo en los médanos de Ñacuñán. Allí fue el punto de encuentro de vecinos, turistas, emprendedores y runners de toda la provincia que se acercaron a vivir un día diferente.

No todo fue desafío, aventura y deporte; también hubo tiempo para preparar el asadito y degustar de productos típicos de la zona, que son elaborados por emprendedores locales.

Silvana Ñunez y Ofelia Ester Valdez, más conocida como “Yoya”, son vecinas del distrito de Ñacuñán que nos cuentan sobre sus emprendimientos gastronómicos que deleitaron a todo el público el pasado domingo.

Silvana Nuñez tiene un emprendimiento llamado Ikigai M&F. Hace un año comenzó con la elaboración de dulce de leche, y luego se interesó por un proyecto distinto en el que el desafío era cocinar con harina de algarrobo. Lo aceptó y comenzó a poner en juego su creatividad, apostando por lo dulce: alfajores de algarrobo. 

Con la elaboración artesanal de cada tapita y el empaquetado correspondiente, realiza venta de productos en Ñacuñán y en otros departamentos también. “Estoy muy feliz de poder hacer lo que me gusta y que a la gente le guste. Empecé por los alfajores y ahora me sigo superando y estoy con bombones. Todo casero y hecho con amor” comenta Silvana, quien tuvo una muy buena repercusión por parte del público.

Por otro lado está “Yoya”, otra conocida vecina de la zona que también estuvo con su stand vendiendo el domingo mientras se realizaba el desafío. “La idea de emprender nació a través de un proyecto que tenía la posibilidad de desarrollo económico y turístico, teniendo en cuenta que contamos con el producto local y nos lanzamos a trabajar primero para la familia y comunidad”. Luego, pudo adquirir un módulo, moledora, horno solar, selladora de bolsas y otros recursos.

“Yoya” realiza bocaditos saborizados, galletas para celíacos, bizcochuelos. Sus elaboraciones son caseras desde el momento de la cosecha, limpieza, clasificación y secado manual, verificando el algarrobo para la floración y frutos. Aún no tiene un nombre, pero nació en el 2019 y hace poco se empezó a expandir a la comunidad de Bermejo, en el departamento de Lavalle. “Estoy en constante investigación y aprendizaje” afirma Ofelia.

El municipio y los emprendedores

El área de turismo y de artesanos y emprendedores acompañan constantemente este tipo de actividades, porque es la posibilidad de comercialización que tienen los emprendedores locales cuando hay un evento de esta magnitud donde viene mucha gente de otros lugares, y así es más fructífero poder vender a los turistas y la idea es ser un puente entre ambas partes que favorezca a nuestros vecinos del departamento.

El desafío 2022 nos deja no solo una experiencia superadora ya que se duplicó la cantidad de maratonistas respecto a la primera edición, sino también una oportunidad de crecimiento y desarrollo turístico para los emprendedores locales. Ya sabes, si pasas por Ñacuñan, busca a Silvina o Yoya y no dejes de probar los típicos alfajores de algarroba, después nos contas.

Te puede interesar